¿Por qué la información por si sola no es bastante para hacernos cambiar?

Por Laura Martínez Hortal, colaboradora de Slow Fashion Next y Directora de la Revista Gansos Salvajes.

Imagen destacada: María Zafra del número 1 de Gansos Salvajes Magazine. Vestido asimétrico de Verde Moscú.

Hace ya 17 años que compré un fanzine en el que leí por primera vez que marcas como Nike explotaban a niños que cosían zapatillas y balones en países lejanos.

A pesar del fuerte impacto que me causó esa información no dejé de comprar nike ni otras prendas hechas a costa de sufrimiento ambiental y humano.

Hace mucho mas tiempo que sé que los gases que emite el petróleo en combustión son nocivos para la atmosfera y aceleran el cambio climático. Aún así uso el coche a diario y confieso que a veces abuso de él.

Hace tiempo que me pregunto el por qué de estas incoherencias.

Debería ser suficiente con emitir un programa como Salvados para que, por lógica, nadie volviera a comprar una prenda made in Asia. Pero no lo es. Los miles de espectadores que vieron el programa no cambiaran nada significativo. Seguirán yendo al centro comercial de siempre a hacer lo de siempre. A pesar de que a todas luces es ilógico e irracional continuar robando el futuro a nuestros hijos y el presente a nuestros congéneres.

¿Quieres saber por qué aún teniendo la información no hacemos nada?

2

María Zafra. Del número 1 de Gansos Salvajes Magazine. Estilismos: Verde MoscúJuana BarancoZacatúa

Sin paños calientes: Somos adictos al consumo. Somos adictos a estrenar, a la ropa nueva, a la reacción de los demás cuando la llevamos puesta, al la sensación de llegar a casa con bolsas, al color de la temporada… Sólo un adicto es capaz de continuar con un hábito que le hace daño a largo plazo a cambio de una breve satisfacción.

Lo que estoy diciendo es duro, es reconocer que tenemos un problema grave como sociedad. Pero además se complica porque la sociedad premia los altos niveles de consumo y en ningún momento se percibe como problemático que alguien compre cosas que no necesita. Comprar y tener mucho es el éxito en nuestra sociedad. Es como cuando en las producciones de Hollywood fumaban como carreteros, fumar era glamuroso y positivo, nadie reconocía que era un vicio dañino. Estaba premiado socialmente.

Los casos clínicos de adicciones tienen un pasado común, concretamente una infancia muy dolorosa en la que han sufrido abusos y abandono. Alguien que abusa de una sustancia o de un hábito lo hace para calmarse, lo hace porque no encuentra la paz o el sosiego dentro de sí mismo y lo busca en el exterior.

La familia, la sociedad y la cultura arrastran un pasado de dolor, en Europa todos tenemos una guerra a un par de generaciones de distancia, como mucho. Eso implica mucho dolor que no se ha terminado de procesar. Además de que el nacimiento y la crianza de los niños no es respetuosa en general y la de nuestros padres menos aún.

Así que la solución es relativamente sencilla, la raíz es saber que lo que buscas no es un vestido bonito, sino sentirte bien, encontrar sosiego o paz. Es eso lo que perdiste en algún momento de tu infancia y buscas fuera. Cuando en realidad está dentro esperando ser reconocido y expresado. (Cada cual en su medida, of course)

Se habla mucho del vacío interior que llenamos con compras, con comida, antidepresivos o con lo que sea. Un vacío capaz de engullirlo todo si en lugar de parar y mirarlo continuas corriendo a ritmo frenético dejándote llevar por los automatismos.

3

María Zafra. Del número 1 de Gansos Salvajes Magazine. Estilismos: Verde Moscú

La gran pista es que si llegas a casa con compras de las que te arrepientes o adquieres prendas que no usas nunca…en lugar de fustigarte, encara tus emociones. Quizá hay dolores que estás queriendo evitar o emociones que no te atreves a expresar.

Hay una ciencia desarrollada en torno al mundo de las compras, el marketing. Y se sabe que la mayoría de las compras son actos emocionales. No tiene que ver con el análisis ni con la lógica sino con el impulso. Nos enganchamos por nuestras debilidades.

Podemos decir que las redes de distribución, la maquinaria de marketing, la presión social y la publicidad es lo que realmente nos lleva a los niveles de consumo en los que estamos. Pero aunque hay que reconocer que ejercen una gran presión, no son los responsables. El poder de decisión de una persona es inmensamente mayor.

Como sociedad estamos esquilmando los recursos del planeta mientras miramos a otro lado. No queremos ver lo que está pasando y siempre creemos que la responsabilidad es del otro, del poderoso, del gobierno o del empresario. Y sí, cada cual tiene la suya, pero de lo primero que debes encargarte es de tu propia responsabilidad.

La gran dificultad es la adicción emocional que es la que nos hace incoherentes y se interpone en el camino entre la información y la acción. Desde Gansos Salvajes además de divulgar información proponemos un cambo de chip. Sólo un trabajo contigo mismo puede inducir un cambio de hábitos de consumo duradero. Hay maneras de evitar el impulso y de poner filtro al deseo. Poniendo conciencia y teniendo información sobre alternativas chulas se puede conseguir tener un armario sostenible que se ajuste a tus necesidades.

Como siempre propongo equilibrar el camino interior con el exterior, te invito a aprender a sentirte bien sin atajos, conocerte para poder mostrar quien eres a través de tu estilo propio y no el que impone la tendencia de la temporada. 

Si te apetece voy a profundizar en este tema a través de un vídeo training gratuito llamado cómo vestir sostenible y no morir en el intento.

Trataremos la parte de mindset, como hoy. También información y claves prácticas para conseguir hacer el cambio a la moda sostenible poco a poco, sin traumas, sin gastar más, sin perder estilo y sin perder tiempo. 

4 en 600x400

¿Te apuntas?

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  He leído y acepto la Política de privacidad y protección de datos

Gema Gómez de Pablo como titular de https://www.slowfashionnext.com y https://modaimpactopositivo.com, solicito tu consentimiento para publicar y moderar los comentarios de este blog. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE. En el caso de no pertenecer a la UE, se informa previamente y sólo se realiza mediante el consentimiento expreso del usuario, o bien, mediante cláusulas contractuales tipo para la transferencia de datos personales entre responsables del tratamiento a un tercer país. Por motivo del uso de Google Fonts, es posible que algunos de sus datos (como la IP) sean tratados con la finalidad de prestar el servicio adecuado del mismo. Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.

Si no facilitas los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan.