Por Giovanna Volpe, colaboradora de Slow Fashion Next.

Imagen de portada: María Almazán, profesora del Instituto Europeo de Diseño en Madrid.

Gracias a su aparición en el programa Salvados de Jordi Évole, María Almazán ha aumentado el interés por la moda sostenible en la sociedad española.

Cerramos la temporada de artículos sobre mujeres líderes de la moda sostenible con una mujer española, porque aquí también hay quienes creen en que es hora de cambiar la manera de hacer las cosas y, sobre todo, de recuperar los métodos y materiales de producción abandonados por culpa de la deslocalización industrial fuera del país.

María Almazán es una diseñadora gallega y docente del Departamento de Sostenibilidad del IED Madrid que, tras años de experiencia como encargada de las compras internacionales de una empresa de “power retailer”, cambió su manera de ver la moda: “No podía entender que un campo basado en el equilibrio y la belleza generase miseria. Esa experiencia me hizo parar y tomar un cambio radical en mi vida profesional” (LinkedIn).

Ante este escenario, inicia su emprendimiento por la sostenibilidad en España empezando como directora de la fundación Fabrics for Freedom, hasta que terminó por desarrollar la idea de Latitude y convertirse, además, en profesora. El año pasado fue la ganadora del premio a la Emprendedora Social 2016 de la fundación Ashoka.

 Así pues, Latitude es el proyecto por medio del cual María Almazán y su equipo intentan incorporar la sostenibilidad al proceso de producción textil en España: desde la confección, la localización de los talleres, hasta el tejido y las prácticas de las propias marcas o los hábitos de los consumidores. Su misión es, en definitiva, incorporar en el país el cambio que la moda necesita.

Latitude, más que una marca de ropa, una herramienta para reactivar la industria de la moda en España

Latitude es una marca de ropa diferente a muchas, puesto que no sólo produce ropa, sino que también funciona como proveedor “eco” para otras marcas y como centro de investigación e innovación. Nacida en Galicia, con sus actuales oficinas en Vigo, ahora tiene una segunda sede en Madrid y, si al principio contaban con unos tres talleres en A Coruña, hoy poseen una red de 6 fábricas sostenibles por el resto del territorio español al servicio de su firmas-clientes. Además, han podido abrirse paso entre las principales marcas de moda del país y facilitarles el acceso a más de 700 tipos de materiales sostenibles para sus productos, introduciendo sutilmente el cambio en las tiendas de ropa.

Su impacto llega hasta el interior de los talleres donde sus trabajadores, en vez de sufrir unas condiciones laborales injustas, disfrutan de condiciones dignas y ejercen el talento y la habilidad casi extinguida de la costura y confección. Y es que desde 2013 la industria textil gallega ha visto como algunas puertas se han vuelto a abrir después de tantos años cerradas gracias a Latitude.

Ante los 400.000 empleos que la moda generaba en España en los 90s, y a diferencia de lo que hoy genera (sólo 170.000), Latitude siembra la semilla de la posible “reindustrialización” local del sector a través de la practica sostenible de producción. La unión entre la recuperación del trabajo y las nuevas opciones de materiales orgánicos, generan el valor añadido de la sostenibilidad de una prenda 100% hecha en España que activa, a su vez, a otros sectores y negocios. Latitude trabaja con tejidos orgánicos, vegetales y reciclados de proveedores seleccionados nacionales e internacionales que garantizan la calidad, la comodidad y el tintando, así como los métodos tradicionales de manufactura.

No se puede ver la cima del proyecto si no mencionamos la labor de Latitude y María Almazán en crear conciencia a las marcas y a los consumidores. Desde Latitude se asesora a otras marcas en temas de confección, materia prima o comunicación. Por su parte Almazán se encarga de extender la voz del cambio por medios de comunicación, brindando entrevistas como la que le ofreció a Jordi Évole en su programa Salvados, y por supuesto a través de sus clases en la escuela de diseño y dando numerosas conferencias y congresos.

Podéis ver el vídeo entrando aquí.

La Ceo de Latitude entrevistada por Jordi Évole en Salvados

Pero considero que el trabajo de esta emprendedora gallega con su firma Latitude, debemos tomarlo como motivación para nuestra generación y la que viene. Humildemente debemos agradecer las nuevas posibilidades de empleo que se pueden generar recuperando oficios como la costura, el patronaje, la tejedura o trabajos relacionados con la siembra o la ganadería sostenible y amigable. Revaloricemos los oficios y desprendámonos de la idea de que sólo los derivados de las arcaicas “artes liberales” garantizan empleo. El trabajo que protege a la tierra dignifica al hombre.

Web | + posts

Sumérgete en el mundo de la moda sostenible con Slow Fashion Next. Descubre cómo la creatividad y la conciencia se fusionan para impulsar un cambio positivo en la industria, explorando nuevas formas de vivir y consumir la moda de manera responsable. Únete a nosotros en este viaje hacia un futuro más consciente y comprometido con el medio ambiente.

Publicaciones Similares