Era normalmente durante esta época del año cuando me sentía muy frustrada conmigo misma. ¿Por qué? porque otra vez más había liquidado mi presupuesto por completo en las rebajas, y por eso no podía permitirme lo que realmente me importaba, como visitar a mi hermano en Francia mientras estudiaba allí, o marcharme a hacer un curso de idiomas al extranjero. Y todo eso por un par de bolsas llenas de gangas que no tenían ningún sentido, gangas que ya estaban pidiendo a gritos nuevas compañeras porque no tenía nada con que combinarlas.

Para levantarme el ánimo me libraba de todo lo que no me hacía sentir como una reina – (quiero decir, casi todo en mi armario) – y se lo pasaba a mis amigos o una ONG. Al terminar este equivocado acto de generosidad vestida de remordimiento, me sentía mucho mejor durante quizás tres días, hasta que el «vacío del armario» era insoportable… y obviamente, ¡no es fácil tener de repente el armario de una monja zen cuando has pretendido ser la versión cotidiana de Maria Antonieta durante dos décadas!

 Screen shot 2015-01-31 at 1.33.56 PM

 

Así pues, en nada, me iba corriendo a la tienda más cercana para rellenar mi pobre armario que se estaba muriendo de hambre, convenciéndome de que esta vez sabía exactamente cómo crear mi armario perfecto… Pero e-e-espera, ¿qué?, ¿Un poncho en azul pálido? Jo… No es mi color …¿pues quizá para el verano? ¿para cuando esté morena? ¡Sólo 19,99?! …¡No tiene para nada que ver con el vestuario minimalista en el que había pensado! Pero, ¿y si fuera para una ocasión especial? ¡Eso es!, ¡que tonta!. ¡Claro! Cuadro de auto-convencimiento ticado, y clic clac… ¡comprado! En la rueda de hámster de nuevo, sin descanso, comprando la última fast fashionture antes de que se acabara mi talla, caída en la sima del «AGOTADO» de donde jamas volviera a aparecer…

… hasta una semana después, cuando estoy luchando contra todos los elementos con mi paraguas de 1,99 de H&M, ¡y ahí estaba otra vez el dichoso poncho!. Llevado por una chica rubia, que me fijaba una mirada tipo «¿quien se lo puso primero? ¡es para reír o llorar! al verme vestida en el primo perdido de su poncho, que le quedaba a ella mil veces mejor que a mí, después de unas largas vacaciones en Hawaii.

 

Screen shot 2015-01-31 at 12.49.36 PM

 

No estoy segura de si fue el aburrimiento o el cansancio mental lo que me hizo tirar la toalla o tal vez ambas cosas. Sin embargo, una cosa quedó muy clara para mí… nada de esto tenía que ver con lo que yo realmente amaba de la moda: su expresión creativa.

Por suerte, la frustración es a menudo un gran motor de cambio y así torné la rueda de hámster por un fascinante viaje de descubrimiento de la moda slow. No compre nada en 6 meses, hice las paces con mi armario, me convertí en abstemia de la moda rápida, aprendí todo lo que pude sobre la moda sostenible, y finalmente, comencé con este blog. Creo que todo esto me ha hecho una persona mucho más feliz, por fin he creado algo positivo con mi pasión por la moda, maté mis demonios y las compras que tan poco me ilusionaban.

¿Y por qué os cuento todo esto, y qué es #DetoxWithDrSlow? Se trata básicamente de un divertido programa de detoxificación de compras compulsivas y de moda rápida durante los siguientes 12 meses, donde me gustaría compartir con vosotras algunas cosas útiles que he aprendido en estos últimos años. Espero que os ayuden a liberaros por fin de todos estos tóxicos horribles, como las compras inútiles, la necesidad de comprar por comprar, o el odio al armario.

 

Screen shot 2015-02-01 at 12.52.44 AM

 

Cada mes nos enfrentaremos a uno de esos monstruos, gracias al apoyo de expertos dentro y fuera del mundo de la moda. Y para que lo aprendido se nos quede, habrá una tarea práctica mensual para probar – sí, si, si… ¡En casa! Os sugerimos que convenzáis a vuestras amigas a inscribirse también, ya que la mayoría de las tareas son mucho más divertidas si las hacéis juntas, además de manteneos motivadas!

Además vamos a publicar una nueva columna que se llamará «Pregúntaselo al Dr. Slow», donde tendréis la oportunidad de aclarar vuestras dudas y obtener más consejos sobre cada monstruo, digo…tema. Pero sobre todo, nos gustaría que compartierais vuestros progresos, ideas y opiniones, a través de comentarios y fotos aquí, en Facebook, Twitter o Instagram, usando el hashtag #DetoxWithDrSlow.

¿Impacientes? Entonces, inscríbete abajo para recibir una alerta por e-mail en cuanto salga el post con el tema del mes y las últimas preguntas y respuestas a Dr. Slow.

¡Os esperamos!

Pincha aquí para registrarte!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  He leído y acepto la Política de privacidad y protección de datos

Gema Gómez de Pablo como titular de https://www.slowfashionnext.com y https://modaimpactopositivo.com, solicito tu consentimiento para publicar y moderar los comentarios de este blog. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE. En el caso de no pertenecer a la UE, se informa previamente y sólo se realiza mediante el consentimiento expreso del usuario, o bien, mediante cláusulas contractuales tipo para la transferencia de datos personales entre responsables del tratamiento a un tercer país. Por motivo del uso de Google Fonts, es posible que algunos de sus datos (como la IP) sean tratados con la finalidad de prestar el servicio adecuado del mismo. Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.

Si no facilitas los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan.