Por Johanna María Mejía, Asesora en Joyería Ética y Sostenible – Desarrollo de Marca.

Debemos empezar diciendo que hay una gran diferencia entre los productos éticos y los sostenibles:

  • Un producto ético es aquel que se preocupa por los agentes que se involucran en su cadena de suministro. En su mayoría son población vulnerable o en condiciones sociales y/o económicas que no les permite desarrollar su potencial por carencia de oportunidades.
  • Un producto sostenible es aquel que no sólo impacta a nivel social sino que también se preocupa, dentro por su proceso de producción, por el efecto que este pueda tener en el ambiente, enmarcado dentro del contexto de la economía de mercado buscando maximizar los beneficios de la empresa que lo produce.

En ese sentido, pueden haber productos éticos que no sean sostenibles, por ejemplo si no contemplan el tema ambiental, así como productos sostenibles que no necesariamente son éticos, per se, ya que quizás no involucran a población vulnerable pero se preocupan por los efectos que la producción de su producto pueda tener en la comunidad o por ejemplo con su política de Responsabilidad Social Corporativa, que no necesariamente esta relacionada con el proceso productivo del bien en si.

elena_joyera_maria

Con este preámbulo podemos entonces entrar a definir a que nos referimos con los conceptos de joyería ética y joyería sostenible.

La joyería ética se refiere a ornamentos creados siguiendo buenas prácticas laborales en condiciones donde las normas laborales no están definidas o no son aplicadas, involucrando a población vulnerable (ej. víctimas de guerra, asilados, ect.), o estimulando el desarrollo de capacidades de ciertos grupos sociales (ej. madres cabeza de familia, reclusos de cárcel).

Quienes crean joyería siguiendo los principios de Comercio Justo en la elaboración de sus piezas, ya sean porque involucran a ciertos grupos como los descritos anteriormente o porque trabajan con materiales los cuales se asocian a complejas problemáticas sociales, como por ejemplo el oro, pueden catalogarse como joyeros éticos.

En esos sentidos quienes trabajan con materiales responsables como el oro o la plata Fairmined o Fairtrade, puede ser catalogados como joyeros éticos ya que estos sistemas de certificación buscan mejorar, a través sus estándares, las condiciones de vida de las comunidades mineras vulnerables especialmente la de los mineros a pequeña escala.

screen-shot-2016-10-11-at-07-44-25

En los países en desarrollo, este segmento del sector minero se relaciona con complejas problemáticas sociales y ambientales tales como trabajo, infantil, inequidad de genero, carencia de seguridad social, así como en el frente de trabajo, abuso de los recursos naturales, financiación de grupos al margen de la ley, entre otras, y dado su impacto nefasto en la población, el desarrollo de estas iniciativas de certificación son una herramienta importante para contrarrestar y promover soluciones.

Desde mi punto de vista, la principal diferencia entre los joyeros éticos y los sostenibles radica en el impacto que tiene su trabajo orfebre en el medio ambiente.

Un joyero que por ejemplo usa metales o materiales reciclados, esta en la línea de ser un joyero sostenible. Joyeros que trabajan con oro certificado, como los mencionadas anteriormente y que además evalúan el impacto que su joyería tiene en el ambiente pueden pertenecen a esta categoría.

En ese sentido, el hecho de trabajar por ejemplo con metales procedentes de minas a pequeña escala certificados es un buen punto de arranque hacia la sostenibilidad, ya que el impacto que este tipo de minería tiene en el ambiente es evidentemente mucho menor que el de la minería a gran escala. Así también lo es el uso de materiales reciclados, en donde el impacto vía materias primas es nulo.

screen-shot-2016-10-11-at-07-43-25

El fortalecimiento de este concepto en una marca que quiere promoverse como sostenible, va de la mano con el proceso de producción a lo largo su de cadena de suministro. Preocuparse por el desecho de químicos tóxicos que se usan en la elaboración de sus joyas, pensar en empaques proveniente de materiales reciclados o amigables con el ambiente, buscar contrarrestar los efectos que su actividad pueda generar en relación con sus emisiones de carbono, son todos temas que ratifican el carácter sostenible de la marca.

Ser un joyero ético o sostenible es un gran reto y ambos tienen el objetivo de fortalecer sus estándares de producción para con sus cliente. Pienso que más allá de que un joyero se identifique con alguna de estas corrientes, lo importante es poner el máximo esfuerzo en que su pieza no sólo brille por su valor artístico sino también por el valor social y/o ambiental con la que es creada. Si te interesa la formación en esta materia, con nuestro curso en joyería online, podrás descubrirlo todo.

* Todas las imágenes han sido cedidas por Johanna María Mejía

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  He leído y acepto la Política de privacidad y protección de datos

Gema Gómez de Pablo como titular de https://www.slowfashionnext.com y https://modaimpactopositivo.com, solicito tu consentimiento para publicar y moderar los comentarios de este blog. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE. En el caso de no pertenecer a la UE, se informa previamente y sólo se realiza mediante el consentimiento expreso del usuario, o bien, mediante cláusulas contractuales tipo para la transferencia de datos personales entre responsables del tratamiento a un tercer país. Por motivo del uso de Google Fonts, es posible que algunos de sus datos (como la IP) sean tratados con la finalidad de prestar el servicio adecuado del mismo. Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.

Si no facilitas los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan.